La mascarada “Los Carochos” expone su vestuario, imágenes y simbología en el Centro Regional de Artesanía de Castilla y León (CEARCAL)

 

La exposición tiene carácter itinerante y en la misma participan fotógrafos de Francia, Portugal, Reino Unido y España con una treintena de obras

 

El comisario de la muestra es el director de la Cátedra de Estudios sobre la Tradición de la Universidad de Valladolid, José Luis Alonso Ponga

 

Parte destacada de la muestra es su componente pedagógico ya que colaboran alumnos de arte y se pretende que la vean niños y jóvenes de centros educativos

 

 

Miércoles, 8 de noviembre

El Centro Regional de Artesanía de Castilla y León (CEARCAL), en Valladolid, inaugurará el próximo día 15 de noviembre la exposición Máscaras en acción: Los Carochos, un rito profano  originario de la localidad de Riofrío de Aliste (Zamora) que, en opinión de algunos  especialistas, es uno de los más completos de la Península Ibérica.

Representado por once personajes, desarrollan a lo largo de cada 1 de enero una particular manifestación ritual, con una estrafalaria indumentaria, siniestras máscaras y una destacada carga simbólica con componentes mágicos. Los Carochos concentran las esencias de las llamadas fiestas de invierno.

 

En medio del caos invernal de la naturaleza, la improvisación, el ruido de los cencerros, los chascarrillos y la crítica social, la ceniza, la participación directa de los vecinos, la plástica que ofrecen y la fuerza de estos extraños personajes invitan a pensar en que nada es lo que parece. Por ese motivo, el director de la Cátedra de Estudios sobre la Tradición de la Universidad de Valladolid, José Luis Alonso Ponga, comisario de la exposición, explica que la muestra “es un compendio de las diferentes partes que componen la mascarada, cada una de ellas con un origen preciso que se ha ido incorporando al rito a lo largo del tiempo”.

Alegorías a la fertilidad de los campos y el ganado, el rito del paso de jóvenes a adultos, el cambio de ciclo de la naturaleza, la mudanza del año viejo al nuevo o la purificación de las comunidades locales son metáforas que explican esta celebración de interés antropológico.

 

La muestra, según su responsable científico, combina tanto la faceta rigurosa como divertida de la tradición, sin olvidar el conjunto de mensajes y símbolos que ocultan estas extravagantes actores, todos ellos hombres aunque algunos cumplen funciones de mujer. Recuerda, al respecto, su interés ancestral, identitario, cultural y, sobre todo, la importancia que tiene esta manifestación festiva como referente ineludible para comprender las mascaradas de la Península Ibérica y del Mediterráneo, en general.

 

Innovación y pedagogía

Alonso Ponga insiste en que “uno de los valores de esta tradición de Riofrío de Aliste (Zamora) radica en que ha conseguido amalgamar todo este material de aluvión hasta conseguir un ritual significativo para los protagonistas, que llama poderosamente la atención a los estudiosos y, al mismo tiempo, atrae a numerosos visitantes que acuden al pueblo a disfrutar de la  celebración festiva en su contexto más íntimo”.

Entre los contenidos presentes en la exposición, que aclaran estos conceptos, figuran una treintena de fotografías realizadas por una decena de profesionales de España, Francia, Portugal y Reino Unido, así como atuendos y objetos de Los Carochos que cierran el círculo de una manifestación invernal declarada de Interés Turístico de Castilla y León en 2002.

En Máscaras en acción: Los Carochos participan también 25 alumnos de segundo de Ilustración de la  Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de BC de Valladolid. Estos jóvenes ilustran un mural colectivo gigante, dirigidos por la profesora de Producción Gráfica Industrial, Rosa Rico, impulsora y colaboradora artística con esta mascarada desde hace 7 años. La actividad pedagógica es multidisciplinar y en la misma colaboran , junto a ella, el profesor de Fotografía, Germán G. Sinova y también el titular de Medios Informáticos, José Luis Recio.

 

Itinerante

La exposición está organizada por el ayuntamiento de Riofrío de Aliste (Zamora), El Centro Regional de Artesanía de Castilla y León (CEARCAL) y la Cátedra de Estudios sobre la Tradición de la Universidad de Valladolid y en la misma colaboran la Diputación de Zamora, la asociación cultural Amanecer de Aliste y la Fundación Caja Rural de Zamora.

Con esta exposición, el Centro Regional de Artesanía de Castilla y León (CEARCAL) inicia una programación destinada al sector de la etnografía, los ritos y las tradiciones.  Según señala su director, Félix Sanz, "no en balde, los oficios artísticos son una herencia intangible que se ha mantenido gracias a la tenacidad de los habitantes del medio rural”.

Máscaras en acción: Los Carochos tiene vocación itinerante y la aspiración de la misma es mostrarse en el máximo número de centros etnográficos españoles y portugueses, así como en otros espacios europeos, iniciando su periplo por el viejo continente en la Universidad de Bari, una de las instituciones educativas más importantes del sur de Italia.