Zangarrón 2014

Crónica de una fiesta

 

         Zangarrón 2014 es un registro videográfico de la fiesta del Zangarrón o de San Esteban de Sanzoles. Há sido editado por el Ayuntamiento de Sanzoles y produzido por Ana Fotografía.

         El video refleja, en detalle, lo que es la fiesta en sus distintos rituales.

         Empieza en la víspera, 25 de diciembre, por la tarde y noche, “cuando los danzantes se visten con los capotes negros” (Bernardo Calvo, en H. Ferreira y A. Tiza, Máscara Ibérica I). En esa noche visten tambien el Zangarrón. En su momento, proclama la leyenda que está en orígen de la fiesta a San Estéban; lo hace en copas, en el interior de la iglesia, sín máscara ni trajes.

 

         Día del Zangarrón,  26 de diciembre

         El primer acto es la vestimenta del Zangarrón con el ayuda de dos mozos o quintos. Es un trabajo minucioso: “calzón unido a la chaqueta, de cuadros marrones y blancos, medias a dos colores – blanca y roja -, mandil de vivos colores, mochila… y varios cencerros a la espalda” (Calvo).

         A continuación, todos van a comer las sopas de ajo.

         Durante el baile en la carretera se hace el aguinaldo – petitorio por las casas, realizado por el Zangarrón (sin hablar) y por los quintos que saludan a los vecinos con Felices Pascuas.

El almuerzo de los quintos es una comida de huevos y chorizo. Participan todos los acompañantes.

El baile por las cales es para todos tambien: el Zangarrón, los quintos, los chicos, los visitantes… con acompañamiento del tamborilero y demás músicos. Todos se dirigen a la iglesia; aquí los quintos asisten a la misa en la primera fila, delante del altar. El Zangarrón no entra en la iglesia.

“Al terminar la misa, se organiza una procesión con la imagen de San Esteban” (Calvo); los mozos van bailando siempre. En este momento se hace el “baile del Niño”, “ante nuestro patron, San Esteban”, segun las palabras del párroco. El ritual termina con el saludo de la bandera y luego el santo y los quintos vuelven a entrar en la iglesia.

El baile sigue en la casa del cura, con comidas y bebidas para todo el mundo.

Después los quintos van a celebrar la “comida del Mutis”, llamada así porque no pueden hablar, recibiendo quien contraviene la norma un vergajazo por parte del tamborilero…” (Calvo). Esta comida es de menu completo.

Al fínal de la fiesta, por la noche, el Zangarrón hace explotar las vejigas infladas.

 

Todos estos rituales se pueden apreciar en este trabajo videográfico.

La Academia Ibérica de la Máscara felicita el Ayuntamiento de Sanzoles y la Asociación “Amigos del Zangarrón” por este documental que es un documento para todos nosotros y para los venideros.

Enhorabuena.

 

António Tiza